El miedo, mi miedo………..

El miedo………………..desde el accidente siempre he dicho que ahora no tengo miedo a nada, pero si mucho mas respeto a todo, pero últimamente creo que empiezo a sentir miedo, no se muy bien como definirlo, pero creo que lo es, y si lo es, supongo que no será malo, ya que te hace valorar mas las cosas y disfrutar mas de ellas.

 Según define la real academia española, el miedo es una perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario, la aprensión que tenemos de que suceda algo contrario a lo que deseamos.
Si leemos como tal la primera parte de la definición, tengo que volver a reafirmar que no tengo miedo, no tengo miedo por el riesgo de la carrera hacerme daño, desde el primer día que asumí entrenar, sabía que ya no solo durante la carrera, si no que en cualquier entrenamiento, iba a sufrir daño y dolor, como ya he pasado antes, y por eso no tengo miedo. Pero si analizamos la segunda parte, si que tendría que decir que tengo miedo, por que realmente lo que mas deseo es acabar el chalenger en calella mañana, y a falta de unas horas tengo miedo de no poder estar a la altura. 
Siempre digo que no tengo miedo, por que siempre que deseo algo, me preparo a conciencia y me pruebo en cada situación para estar lo mejor posible para el gran día, y por eso no tengo miedo por que lo voy disipando poco a poco, y cuando llega la hora de la verdad, se que hice todo lo que estaba en mi mano, y mi deseo es mas fuerte que cualquier cosa. 
Pero esta vez el objetivo es grande, y lo cierto es que es mucho mas grande de lo que me imaginaba para el tiempo que tenía, hasta hace tres meses no nadaba, seis meses atrás en mi vida ni siquiera anduviera en bicicleta de carretera y aún para mas hacía un año que no corría. Por eso se que con el tiempo que tuve, quizás no llegue todo lo preparado que se que podría habiendo teniendo mas tiempo, y se que esos miedos no se me disiparon por que no pude despejarlos, pero sin duda mañana me enfrentaré a ese gran reto, como hago cada día en cada entrenamiento, dejándome el alma y la piel para conseguirlo.
Aún sigo dudando si tengo miedo o no, a estas alturas se y tengo claro, que tengo mucho mas respeto a este reto mas que a cualquier otra cosa, pero sea como sea, seguiré, seguiré trabajando para cruzar la meta.

Y como dicen por ahí, tener miedo no es malo, te hace sentir vivo, y lo cierto es que yo me siento mas vivo que nunca desde que comencé el primer día a entrenar!!!!!!!!