El TRILIMIT de Where Is The Limit

El mejor momento para retomar los retos y afrontar la segunda parte del año, en el trilimit organizado por where is the limit.
Tras un mes de mi gran mes, donde complete 1230km repartidos en dos ironman, un medio ironman, una maratón, una media maratón y una ultra de carretera, he vuelto este fin de semana en Barcelona en el Trilimit, compartiendo grandes momentos y disfrutando como nunca del deporte, de los amigos y compañeros que estuvieron a nuestro lado celebrando esta fiesta del deporte.

Este domingo, Where Is The Limit organizó el primer triatlón del club en dos modalidades, sprint y olímpico, dividido en dos categorías, solo o por relevos.
Como aliciente, se habían formado nueve equipos capitaneados, entre los que nos encontrábamos, Valentí Sanjuan, Mercé Sanjuan, Pep Sanchez, Josef Ajram, Miriam Albero, Saleta Castro, Miriam Ruina, y yo. Cada uno de nosotros participamos con dos compañeros mas seleccionados por sorteo, para así entre los tres completar la distancia olímpica, realizando cada uno una sección. Durante los días previos las estrategias y los piques fueron una realidad constante y divertida.

Desde primera hora se sentían las ganas de todos por empezar, siendo tantas las ganas que muchos de nosotros, en mitad de la noche salimos a correr, y otros pocos, finalmente ni dormimos para ir directos a la carrera. El tiempo es poco, y los viajes y los momentos que compartes con los compañeros y amigos hay que aprovecharlos al máximo”, eso pensaba yo en los momentos de duda de querer ir a dormir, eso fue lo que me hizo, exprimir cada segundo de este fin de semana.

Una vez mas, como en todo lo que el club hace, la volvió a liar a lo grande en un carrera con mucha gente, mucha ilusión, muchas historias y sobre todo mucho compañerismo.
Muchos momentos marcaron el recuerdo de muchos de nosotros, y ni la fuerte corriente en el agua que hacía casi imposible avanzar, ni el tremendo viento que hacía estremecer a todos los ciclistas, ni el fuerte calor que noqueaba a cada corredor, empaño el triunfo de cada uno de nosotros por conseguir finalizar, ya fuera solo o en equipo.

Yo personalmente disfruté y viví esta experiencia al límite, tanto dentro como fuera de carrera, durante esos dos días, descubriendo gente maravillosa, y  pese a la fuerte corriente que hacía muy dura mi remontada del río en la sección de la natación, gracias a los amigos, al apoyo de todo el club, y a mis dos compañeros María y Luis, nunca pensé en pararme, nunca pensé en abandonar, por que sabía que al igual que yo, todos estaban en ese momento dando lo mejor de si mismos, por ellos y por el equipo.

De ahí regreso con nuevas ideas, mas ilusión y motivación para continuar y afrontar esta segunda parte del año, pero sobretodo regreso con las alianzas mas fuertes y el conocimiento de que todo lo que hace este club, es con la mayor ilusión posible, y como en todo lo que hace, acaba creando una fiesta del deporte llena de detalles y momentos de alegrías y felicidad.

Muchas gracias a todos por hacerme sentir parte de esta familia, y compartir estos momentos que recordaré siempre cuando vea mi dorsal, y en especial a María y Luis, que demostraron, y me demostraron que cada día, en cualquier sitio, en cualquier momento, puedes ver héroes, aun que no lleven una máscara!
Gracias a los dos, gracias por vuestro esfuerzo y confianza, gracias por todo!