La quinta prueba de el gran mes Tasende “El Desafío Del Atlántico”

La quinta prueba de el gran mes Tasende “El Desafío Del Atlántico”

Este fin de semana ha sido mi quinta prueba seguida de el gran mes Tasende, tras la maratón de Coruña,la media de Barcelona en la wings for life, el ironman de Lanzarote y el medio de Coruña, tocaba el desafío del Atlántico en Dumbría, y por supuesto,dada la prueba, mi implicación y todo lo que rodeaba esta segunda edición, no podía faltar!

La verdad es que si ponemos los datos de la prueba, cualquiera podría decir que podría ser un entreno mas de los que hago, pero ni mucho menos, por que dado el perfil y el reto de subir el Ézaro tras haber completado mas de cien kilómetros no es una broma, y dadas las condiciones con las que nos encontramos ese día fue todo un reto, y sin duda el nombre hace honor a la prueba, el Desafío del Ézaro!

Todo comenzaba muy temprano para mi, y aun que de primeras parecía que el día nos iba a respetar, mas tarde veríamos que esto no iba a ser así. Ya de camino a la cascada del Ézaro en Dumbría la motivación, las ganas y el entusiasmo que sentía por ver a todos de nuevo, superaban con creces el sueño y el cansancio.
Cuando llegue,como siempre en todo lo que hace el club y ayuntamiento de Dumbría, se respiraba ciclismo,y el ambiente era el mejor, y así mismo se vivió en carrera, una ruta preciosa por los diferentes ayuntamientos de la zona, además de pasar por gran parte de algunas etapas de la vuelta a España. El desnivel acumulado no era mucho, pero las constantes subidas y bajadas hacían que el ritmo no fuese fácil de llevar, pero los compañeros, la organización y la gente, sin duda facilitaban el paso de los kilómetros. 
Al poco de empezar, la temida lluvia y el viento nos acompañaron y ya nos nos iban a dejar, en ese momento cada bajada se convertía en un desafío por sujetar la bicicleta, cada curva en una trampa que había que salvar y cada kilómetro en una lucha contra la lluvia que había que soportar. Con el paso de los kilómetros las fuerzas flaqueaban y las ganas parecían que quería ir a menos, pero una vez mas gracias al labor de la organización en carrera, que se fue adaptando, todos avanzábamos camino a coronar el Ézaro.
Una vez allí la lluvia no cedió, y en plena subida el viento y un granizo intenso nos asoló durante toda la subida y la bajada, pero una vez mas pudimos coronar, y con ello acabar, completar la quinta prueba.

Sin duda a título personal tengo que agradecer a la organización su excelente trabajo, ya que a mitad de carrera raje la cubierta delantera, y si no fuese por el coche mecánico que me puso otra rueda, no podría haber finalizado. Esta carrera esta en su segunda edición, y cada vez mejorar y perfeccionan mas y mas, y sin duda tengo a la certeza que si siguen así año a año, se convertirá en una referencia a nivel nacional, y mientras pueda estaré ahí, estaré con ellos, y en la medida que me sea posible les ayudaré en lo que pueda, por que sin duda han sido uno de los que mas me han ayudado, impulsado y motivado en todo lo que hago, además de ser la primera prueba que hice hace dos años para la preparación de la titan en su ruta BTT.

Este año, mas que nunca, el desafío del atlático hace honor a su nombre!! Ha sido una ruta fantástica, exigente, con unas subidas y bajadas de vértigo, un ritmo constante y alto, y esta vez la fuerte lluvia, viento y hasta rayos y truenos nos acompañaron en este escenario perfecto para los mas valientes.
Sin duda, y pese a todo esto, me lo he pasado genial, los compañeros, amigos, organización y gente hicieron que todo eso quedara en un segundo plano y que el deporte brindara su mejor cara. 

Una pruebas mas de #ElGranMesTasende y con esta van cinco, quedan dos! 
Obviamente estoy cansado, tengo dolores y por supuesto molestias, pero también tengo las ganas y motivación de sobra para afrontar esta semana, e intentar acabar la siguiente prueba este domingo, la primera distancia ironman de Galicia!! 
Vamoss!