¿Que ha sido el Gran Mes Tasende?

¿Que ha sido el Gran Mes Tasende?

Una locura, por que a día de hoy hasta puedo decir que no me ha parecido tanto, pero si lo analizo bien y fríamente, es una locura, que lo fue desde el primer momento que diseñe el calendario y que lo siguió siendo durante cada prueba, durante cada día.

El gran mes se baso en completar una maratón, una media maratón, una ultra de carretera, un medio Ironman y dos Ironman, todo ello en cinco semanas, algo mas de un mes de pruebas, entrenamiento y trabajo personal, por que al final yo no me dedico a esto, aun que sea como locura , por ahora no es mas que un hobby.

Todo empezó con mucha ilusión y sobre todo con muchas ganas de empezar, y fue en mi casa, en mi ciudad, en la maratón de Coruña, una prueba donde disfruté y corrí con muchos compañeros y amigos. Una semana después toco la Wings for life, una media maratón en un formato nuevo de carrera, donde no había meta y eras perseguido por un coche, todo ello por una de las mejores causas que conozco y viví, las lesiones medulares, esta carrera y con la ayuda de Redbull, fue organizada para recaudar dinero para la fundación, y yo pude estar ahí, y pude disfrutar con todos como corredor y embajador de la carrera.
Una semana después tocaba volar de nuevo y esta vez a Lanzarote, donde hice el Ironman mas duro, las ganas eran brutales y sin duda era la prueba a la que mas fuerte iba mental y físicamente, pero no era mi carrera, y sin duda toco sufrir como nunca, pero gracias a los compañeros y a las ganas, por los pelos, pero me pude colgar la medalla, sin duda la medalla de la que mas orgulloso estoy y la que ha redefinido mis Ironmans.
Sin mucho descanso entre vuelos, trabajo, pruebas, y entrenamientos para mantener el cuerpo y la mente, tocaba completar otra media distancia Ironman, esta vez de nuevo en casa, en la ciudad, y pese a mi gran cansancio, y que iba con una idea de ser cauto y reservar, el estar en la ciudad, con amigos, compañeros y familia, hizo sin duda, que a mitad de mes, a mitad de las pruebas, hiciera el mejor tiempo, de la mejor manera, y sin duda disfrutando como nunca al escuchar mi nombre en la plaza del corazón de la ciudad al entrar corriendo.
Aun con la emoción en el cuerpo, y cada vez con menos energía y mas motivación, tocaba una ultra de carretera, la segunda edición de una carrera muy especial para mi, a la que sin dudar no podía faltar, una carrera que en principio ya era conocida, viable y medianamente fácil, y pese a que iba con la mentalidad de ser conservador y tomarlo como un entrenamiento entre amigos, las condiciones, el tiempo y sobre todo el cansancio, hicieron que fuese de todo menos fácil, pero, pese a todo y por supuesto con mucha mas alegría que pena, pude colgar una medalla mas, la quinta consecutiva de las seis que quería intentar conseguir.

Y por último, y tras todo el mes, tras pedalear mas de mil kilómetros, correr mas de doscientos y nadar treinta, tocaba enfrentarse a la última prueba, al segundo Ironman, y esta vez en casa. En principio parecía fácil, en casa, circuito muy asequible, y con todas las facilidades que aporta tener una carrera al lado de casa y conocer a todos, pero ni mucho mas lejos de la realidad. Desde el primer momento todo fueron problemas, ya el día antes de empezar, a pocas horas de ponerme en la linea de meta, todo salía mal, todo se ponía en contra, varias noticias, varias prohibiciones, varios planes que teníamos previstos tirados por tierra, y todo ello antes de empezar, como podréis imaginar, mis ganas no eran muchas, y la motivación se había esfumado, pero tocaba acabar, y por supuesto no le iba a dar la satisfacción de abandonar a la gente que no quería que lo consiguiese y me ponían estas trabas, y es que cuando tienes al enemigo en casa es muy triste.
Bueno como decía, sin muchas ganas y muy cansado me puse en la línea de meta, pensando en que era otro día, y que todo podía cambiar, ingenuo de mi, por que no fue así, desde que salí del agua y estar mareado, a pinchar dos veces y marearme en la maratón, pero al final pude, al final logré colgarme la medalla, una medalla, que con todos mis respetos a esta distancia, a la prueba y a los que se la colgaron, no fue ni de lejos de mi agrado, pero al final la cabeza pudo y fuese lo que fuese a lo que me aferre, pude completarla.

Y así fue, esto es todo lo que a sido el gran mes Tasende, algo mas de mil kilómetros pedaleando, doscientos corriendo y treinta nadando, muchas horas sufridas y disfrutadas por una linea muy fina, un gran mes que sin duda supero todas mis expectativas, un gran mes que paso a paso, prueba a prueba, y con cabeza, trabajo, esfuerzo y sacrificio, fue posible, pero……….¿por que? ¿por que este gran mes? ¿por que estas pruebas? ¿por que de esta manera con tan poco tiempo de margen? bueno pues estas y otras preguntas estarán en mi próxima entrada.