Se que puedo, pero estaré preparado quedando tan poco tiempo…

Por como soy, se que puedo seguir entrenando cada día solo, para estar en la salida el día seis de octubre en Calella, y que me dejaré el alma y la piel para cruzar la meta ese día, pero siendo realistas y dado el tiempo que queda ¿estaré preparado, como para afrontarlo…??

Lo cierto es que por norma general preparar una prueba de estas características lleva su tiempo, y en la preparación se contempla, desde hacer travesías a nado, carreras de bicicleta con distancia en carretera, también realizar una media maratón y después la completa, y por supuesto realizar una serie de triatlones en otras distancias para acostumbrarte a las transiciones, y al menos que seas un fuera de serie, que pueda prepararlo en cinco meses, es muy difícil conseguir ese gran objetivo, y en mi caso por no decir imposible debido a mi espasticidad y problema en el agua, y que por supuesto no soy un fuera de serie.
En mi caso, me estrenaré tanto en el mar, como corriendo en la prueba, y correré mi primer triatlón ese día, lo único que llevaré claro son los kilómetros de la bicicleta, por eso ese día, tendré muchas fronteras que conocer y cruzar!

Sabía que sería difícil, y estoy comprobando día a día las dificultades que tengo en cada entrenamiento, y estoy seguro que no será ni mucho menos un paseo, pero desde que empece hasta hoy, estoy haciendo lo que tengo que hacer día a día, por muy adversas o dificultosas que se me pongan las cosas, y seguiré cada día durante el tiempo que me queda, para prepararme lo mejor posible, e ir no con la certeza de que lo haré, por que al no probarme en todo, no lo sabré y me quedará la incertidumbre hasta que empiece, pero con la idea clara de hacer como en cada entrenamiento, y dejarme el alma y la piel, para llegar al final!

No se si estaré todo lo preparado que tendría que estar con el tiempo que tengo, en esta preparación, para afrontar esta prueba, pero si se que puedo seguir haciendo todo lo que pueda, y se que puedo enfrentarme a esto, y a ese día, lo que tenga que venir ya vendrá, ya sea bueno o malo, la diferencia estará en como yo lo afronte, y la conclusión que saque de lo que ocurra.