Sexta etapa “El paseo triunfal”

La etapa de hoy no viene marcada por la dureza, ni por el tiempo, ni por los problemas mecánicos, la etapa de hoy viene marcada por la llegada a la plaza del obradoiro, la entrada a la catedral, la culminación de la peregrinación, el paseo triunfal hasta la meta.
El despertar de esta etapa es especial, los nervios se sienten y desde primera hora ya deseas levantarte. Y así fue como un poco mas tarde que otros años me levante y tras preparar todo, puse rumbo a Santiago, seis kilómetros paseando, disfrutando, rememorando cada kilómetro ya pasado y con el ansia de entrar en la plaza y poder ver la hermosa catedral.
Y cuando menos te lo esperas llegas a la plaza, un año mas, el quinto desde que la magia del camino me enamoro, y así fue como pude concluir esta peregrinación, tras certificar mi camino adquiriendo la compostelana.
Sin duda el día de hoy vino marcado por dos hechos, que hicieron que el final del camino fuera perfecto.
El primer momento fue el poder volver a ver el botafumeiro en la misa del peregrino, normalmente o por lo menos en mi caso en cuatro años anteriores solo lo pudiera ver una vez que coincidio, y este año al saber lo hecharían, me puse en la primera fila, y lo cierto es que es sorprendente.
El segundo momento del día fue cuando me marchaba, sin duda hay cosas que estan escritas para suceder, y hoy sucedio una, por que cuando me iba, y a diferencia de otros años que lo hice en tren, esta vez lo hacía en bicicleta, setenta y cinco kilómetros para volver a casa, y así empezar a entrenar esta semana de carga, ya que la de descarga acabara ayer, y para eso estaba cruzando por el único sitio que se puede poner rumbo a mi casa, que es cruzando la plaza del obradoiro delante de la catedral y SORPRESA!!! Me encuentro a Silvia Rovira que también finalizó su peregrinación, su camino a santiago garcias a Gaes y Persigue tus sueños, ya que ella era otra de las becadas de este año!! Esta sin duda fue la mejor manera de concluir esta peregrinación!!
Finalmente regrese a mi casa como parte del entreno y sin duda llegué muerto, destrozado y agotado, no podía mas.
Hoy acabe la peregrinación, y ayer era el último día de la semana de descarga, por eso hoy tocaba entreno para iniciar la siguiente fase en el camino al challenger, y no parecía muy complicado volver de Santiago, una ruta que ya hiciera mas veces entrenando, solo que esta vez venía con la bicicleta tal cual de la peregrinación.
Kilómetros que parecían fáciles apuntados en el papel, pero que no fue así, a los veinte kilómetros entre la solera y los treinta kilos, de la bicicleta, las alforjas y demás cosas, note cada gramo!!
Pero bueno, finalmente llegue al mejor albergue, mi casa, así que apuntaré todo lo acontecido en el camino, prepararé la bicicleta para otra ocasión y tambien las alforjas, por que, quien sabe, igual me hacen falta cuando menos me lo imagino y como el tiempo vuela, hay que estar preparado para otra peregrinación.