Vídeo de la ETAPA 6 Titan Desert by Gaes 2013

VIDEO CON LA GOPRO DE LA SEXTA ETAPA DE LA CARRERA 



TRAILER DE MI PASO POR LA TITAN DESERT, PRODUCIDO POR CUATRO


Descripción del recorrido:


Etapa de homenaje a los supervivientes. De los pies de las dunas de Merzouga hasta Maadid. 60 kilómetros y 500 metros de desnivel acumulado. Una única dificultad de 400 metros con mucho desnivel que quizás también obligue a los ciclistas a poner pie en el suelo. Luego descenso fácil hasta el hotel Xaluca por donde se entrará por la parte de atrás para hacer la llegada triunfal y conseguir el maillot de ‘finisher’.

Etapa que prometía ser fácil, pero ni siquiera en este último día podríamos disfrutar de un paseo, debido al viento………..

El gran día llego, por fin, después de mas de siete meses de trabajo específico y cinco días de competición aquí estaba, casi listo para enfrentarme al último día de la prueba, sesenta kilómetros que me separaban de mi piedra de finisher.

Tras una noche donde sufrimos una tormenta de arena, me despierto en mi saco casi sin arena mas que en mis pulmones, mientras mis compañeros y nuestras cosas estaban totalmente llenas. 
Lo cierto es que a día de hoy aún no entiendo muy bien como unas haimas de esas características pueden soportar el vedaban que hizo esa noche, pero ahí estaban aguantaron, arena entró toda la que quiso y mas, pero caer no cayó. Después de esa sorpresita y ver que todo estaba lleno de arena, nos preparamos y como cada mañana realizamos todo lo necesario para llegar a la salida a tiempo.
Era curioso, como en este último día podías ver a la gente mas nerviosa que nunca y que parecía que no llegaban, de echo como anécdota llamaron al control de firmas a un minuto de la salida al primer clasificado de la general, resulta que se le olvidara pasar el control de firmas obligatorio, pero claro ni que decir tiene que ellos juegan en otra liga y sus nervios son diferentes. 

La etapa no iba a ser fácil eran solo 60 kilómetros, donde los primeros 20 eran compartidos en la misma ruta del día anterior, dirección norte, al llegar a ese punto teníamos que continuar dirección esa misma dirección. El aliciente en esta etapa que hizo que se endureciera fue el viento, si el día anterior tuvimos que combatir vientos de mas de veinte kilómetros por hora, ese día en la misma dirección todo el rato, teníamos que pelearnos con mas del doble de viento.
Así fue como poco a poco fuimos avanzando los kilómetros, yo me posicione con un grupo e intente que no se me escapase, ese día había que llegar fuese como fuese. EN la mitad de carrera pude comprobar como por la fuerza del viento, todos corríamos de lado al viento para no encararlo, y así fue como los grupos se estiraban y separaban mucho, por primera vez pude comprobar como corríamos inclinados de lado sobre las bicicletas como si fuesen motos, en este punto pude ver la dureza de las ráfagas de viento y tormentas de arena, como en un segundo puedes pasar de no ver nada, ni siquiera una rueda a dos metros de ti.

Poco a poco los kilómetros restaban y en algunas zonas sin viento podíamos disfrutar, ya no importaba nada solo llegar, y así fue como llegue a la cuesta con mas desnivel de toda la carrera además de muy pedregosa, en ese momento ya no importaba subirla andando o no, y así fue como incluso ese día puse pie a tierra y subí, un poco mas adelante pude comprobar que ese no sería el único momento en el que tuve que caminar, ya que llegamos a una zona muy arenosa en un cauce de un río seco. 

A pocos kilómetros de la meta en un descuido en un arenal, casi me caigo, por suerte no paso nada, y fue en ese momento cuando ya me di cuenta ,que esto ya estaba, con mas calma que nunca en toda la carrera seguí avanzando hasta llegar, esta vez si al que sería el último arco de meta de la carrera.

Lo cruce, y allí estaba parte del equipo, parte de la familia, que durante mucho tiempo me ayudaran a llegar hasta ahí, y que durante la carrera estuvieron conmigo en los buenos y en los malos momentos.

La verdad es que ese momento, no se muy bien como describirlo, no se decir como me sentía, pero si puedo decir que abrazaba a la gente, brindaba, sacaba fotos, y una sonrisa de lado a lado de mi cara no se podía quitar, y que lo primero que dije al cruzar la meta cuando me preguntaron, “quiero volver a estar aquí”!!!

Sin duda ese fue un momento triunfal, una consagración a todo el trabajo realizado hasta ese momento, un agradecimiento a todo el equipo, por todo el apoyo brindado durante todo este tiempo, y sin duda un monto de palabras de agradecimiento hacia ellos, y el hecho de brindar la titan desert a todos ellos, a todas y cada una de las personas que durante todo este tiempo me ayudaron y apoyaron para estar en ese momento ahí, con el mallot de finisher y la piedra!!!!!!

Sin pensarlo me sume a los compañeros que ya estaban allí y recibimos a todos los miembros del equipo, después a partir de ese momento, estallamos en una fiesta, donde celebramos nuestro merecido triunfo, en las habitaciones, en la piscina , en el hotel, en todas las esquinas, desde luego no había sitio para no disfrutar de esta gran fiesta.
Como podréis imaginar esa noche no se durmió mucho, y lo mejor es que al día siguiente el vuelo salía muy temprano..la aventura aún no había acabado….

Como anécdota deciros que ni siquiera ese día el viento nos dio tregua, la organización tuvo que reestructurar la gala final por culpa del viento.


Sin duda esta carrera a sido posible a toda la gente que durante todo este tiempo me ayudo y me apoyo para llegar y estar ahí, y sin duda esta titan va en honor a todas estas personas, no es mi titan es nuestra titan desert!!!